fbpx

El aprendizaje automático y el eCommerce asistido por IA

Las cifras son claras: el eCommerce en el mundo ha tenido un crecimiento exponencial. Solo en Chile, según Transbank, «las ventas del comercio minorista online se incrementaron casi un 190% en doce meses durante la semana terminada el 19 de abril».

Ahora bien, no basta para las empresas disponer de sus servicios o productos de manera online, sino que necesitan integrar tecnologías de vanguardia -como el Aprendizaje Automático y la Inteligencia Artificial (IA)- para adquirir ventajas en un mercado altamente competitivo.

¿Cómo pueden beneficiar estos recursos al comercio electrónico?

La Inteligencia Artificial y el Aprendizaje Automático al servicio del eCommerce

Es un error común pensar que la IA y el Aprendizaje Automático -es decir, sistemas que aprenden a través de los datos que consumen- solo están disponibles en dispositivos utilizados para mejorar los procesos productivos de las organizaciones.

Lo anterior está lejos de ser cierto. Distintas soluciones derivadas de esta tecnología permiten al comercio electrónico exponer cómo comprar, determinar qué venderle a un cliente y potenciar con ello su experiencia de compra.

De acuerdo con estimaciones, para 2022 las compañías de diferentes rubros gastarán $ 79,2 mil millones en sistemas de IA. Los recursos invertidos tienen mucho sentido. El potencial de esta tecnología radica en que tiene la capacidad de reunir las partes fundamentales del comercio electrónico en un solo flujo, creando una venta personalizada y adaptable a las necesidades de cada cliente.

Así, se logra suavizar los embudos de venta y lograr una conversión más rápida.

Pero ¿de qué manera lo logra?

La IA junto al Aprendizaje Automático tiene el atributo de poder analizar grandes cantidades de datos de manera eficiente, mucho más que un agente humano.

El objetivo es simple: reconocer grupos y patrones en la información, como comportamientos de compra anteriores, semejanzas entre segmentos de clientes, verificaciones de su capacidad de compra (datos crediticios), entre otros. Esto se puede utilizar para dirigir las acciones de marketing y ofertas a un solo cliente, con altas probabilidades de que concrete su compra.

A modo de ejemplo, gracias a los datos predictivos, los equipos de ventas conocen qué usuario tiene más probabilidades de adquirir cierto producto, permitiéndoles trabajar informados acerca de lo que el potencial comprador necesita.

3 herramientas útiles para el comercio electrónico

Sin duda, la Inteligencia Artificial está revolucionando la manera en que las empresas se relacionan con sus clientes por medio de diferentes herramientas, como:

1. Chatbots

Para 2022, Gartner predice que un 70% de las interacciones con los clientes involucrarán tecnología como aplicaciones de Aprendizaje Automático, chatbots y mensajería móvil.

Los chatbots -sistemas que entregan respuestas automáticas simulando las dinámicas de una conversación de texto o de voz- son excelentes herramientas para la comunicación personalizada con los clientes, sin la intervención humana.

Este recurso en una tienda digital facilita la compra de un producto, por medio de ayudar a los usuarios a buscar lo que desean, comprobar la disponibilidad, realizar comparaciones y efectuar el pago.

Por otro lado, potencian el servicio al cliente, atendiendo quejas y consultas. Al reducir la presencia de capital humano y eliminar la exigencia de la disponibilidad (los chatbots pueden trabajar 24/7), las empresas se ahorran grandes cantidades de recursos.

2. Motores de recomendación

Para lograr reconocer a su público objetivo, muchas empresas de comercio minorista online integran motores de recomendación. ¿En qué consisten? Son herramientas que entregan sugerencias de productos que tienen altas probabilidades de interesar a un grupo de consumidores, de acuerdo con las búsquedas recientes.

Gracias a los resultados del algoritmo, el motor de búsquedas enumera en el panel de navegación de la tienda alternativas para que el usuario encuentre el producto ideal rápidamente.

3. Gestión de almacenes

La Inteligencia Artificial no solo ayuda al marketing y en las predicciones de comportamientos de usuarios del eCommerce, sino que también ofrece tecnologías de gestión en los almacenes.

Por ejemplo, mediante la automatización, se fortalecen los procesos de almacenamiento relacionados con la clasificación de productos, empaquetamiento y calendario de entregas.

 

Estos son solo algunos recursos que pueden usar las tiendas online para enriquecer la experiencia de compra de sus usuarios. Lo importante es que los encargados de las empresas de eCommerce se beneficien de las bondades que ofrece la tecnología y busquen asesoría para lograr sus propósitos comerciales.